La Argentina va al Mundial con el peso de sus figuras

Logró una plaza en Indianápolis 2002 al vencer a Panamá por 115-87; también se clasificaron Puerto Rico y Canadá
Logró una plaza en Indianápolis 2002 al vencer a Panamá por 115-87; también se clasificaron Puerto Rico y Canadá
Miguel Romano
(0)
23 de agosto de 2001  

NEUQUEN.- Misión cumplida para la Argentina y con bastante antelación . Con una gran superioridad, derrotó a Panamá por 115 a 87 y se clasificó para el Mundial de basquetbol que se hará el año próximo, en Indianápolis . Coronando el principal objetivo de este grupo de excelente nivel que conduce Rubén Magnano y que comenzó ganando el Sudamericano de Valdivia y luego el Súper 4, en Buenos Aires. Ahora, manteniendo la condición de invicta, y para deleite del público que, con fervor y muchas banderas acompaña al seleccionado cada noche en el estadio Ruca Che, de esta ciudad, la Argentina ya está en el Mundial por quinta vez consecutiva. Y además, accedió a las semifinales del Premundial.

Pero no fue la Argentina el único clasificado en la 2a fecha de la segunda rueda del certamen. También lo consiguieron Canadá y Puerto Rico. El primero, al vencer con facilidad a Uruguay por 101 a 77; luego el privilegio lo alcanzó Puerto Rico, el otro invicto del torneo y ganador de Venezuela por 98 a 89, que también accedió a las semifinales del Premundial.

  • La contundencia argentina . El arranque abrumador de los dirigidos por Magnano le permitió al conjunto nacional imponer rápidamente una buena diferencia (en siete minutos estaba al frente por 29-18). Pero en el segundo cuarto los locales bajaron considerablemente el ritmo, perdieron eficiencia en ataque y cometieron demasiadas infracciones. De todas maneras, conservaron la ventaja en el marcador, pues los panameños no supieron aprovechar demasiado dicha circunstancia. La nota negativa para los ganadores estuvo en la baja de Leonardo Gutiérrez , que sufrió un en el tobillo izquierdo.
  • Wolkowyski y Fernández -incontenibles bajo los cestos; el primero fue el goleador, con 24 tantos- apuntalaron la recomposición de la Argentina en el tercer cuarto, período en el cual estableció una diferencia tranquilizadora: 87 a 59. En la parte final, sólo le alcanzó con no perder el equilibrio en defensa y sumar en cada avance. Y con los 115 puntos convertidos, estableció la marca más elevada del torneo (le había anotado 108 a los Estados Unidos).

    Consumada la clasificación, desde hoy comenzará la parte más atrayente con los choques entre los favoritos: la Argentina v. Canadá y Puerto Rico v. Brasil.

    En la jornada de ayer se notó claramente la estrategia de los equipos; todos se concentraron en los compromisos decisivos para el futuro, sin intentar exigirse ante un oponente superior. Lo hizo Panamá, al igual que Brasil, que utilizó bastantes suplentes e igual se recuperó de dos caídas consecutivas y venció sin dificultades a Islas Vírgenes por 92 a 69.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.