La generación dorada se mantiene en el podio del ranking FIBA