Básquetbol / El Premundial de Puerto Rico. La paliza, el dolor y sus secuelas