La relatividad de ser elegido

Los jugadores seleccionados pueden no actuar nunca en la NBA
Los jugadores seleccionados pueden no actuar nunca en la NBA
(0)
27 de junio de 2002  

El draft tiene un funcionamiento algo complejo que vale la pena explicar: se trata de un sistema de elección que involucra a todos los basquetbolistas del mundo menores de 22 años con aspiraciones y determinada capacidad como para ingresar en la NBA.

Para esa elección, los equipos obtienen previamente un orden que se establece de dos maneras: los que no se clasificaron para los playoffs son sorteados (los de peor campaña tienen un porcentaje mayor de posibilidades) y ocupan los primeros lugares; los otros, los que disputaron la postemporada, se escalonan de manera inversa a la posición final. Por ejemplo, los Lakers, ganadores del título, eligieron últimos.

Claro que hay equipos que pueden tener tres elecciones en las dos ruedas y otros una; esto sucede porque previamente negociaron sus plazas a cambio de jugadores o lugares en otros draft. Una vez que las franquicias eligen su hombre, pueden canjearlo con otro equipo o dejarlo que continúe obteniendo experiencia en otra competencia. Ese es el caso de Emanuel Ginóbili, que fue tomado por San Antonio, en 1999, y que sólo ahora, después de sus éxitos en Italia, decidió incoporarlo. Otros, como Marcelo Nicola, elegido por Houston, nunca fue tentado para llegar a la NBA.

Igual se pueden elegir jugadores por fuera del draft, como ocurrió con Pepe Sánchez, que fue tomado después por Philadelphia. Los que aparecen en primera rueda tienen altas probabilidades de jugar, pues tienen contrato garantizado, no así los de la segunda, de los cuales sólo se hace una reserva de derechos.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.