La situación

(0)
31 de mayo de 2009  

1) Hinchas diferentes

Con su particular estilo, siempre frontal, y agudeza a la hora de definir aspectos relacionados con su trabajo, Rubén Magnano se refirió al público que concurrió al estadio cordobés durante la serie final que disputó Atenas frente a Peñarol de Mar del Plata. "Los hinchas genuinos en el Orfeo eran la mitad, los otros fueron como a ver una obra de teatro."

2) El respaldo

Más allá de la diferenciación sobre la composición de los espectadores de la final, el entrenador no dejó de reconocer el efecto que provocó el título de la Liga y la respuesta que generó: "Me sorprendió la cantidad de gente que fue a recibirnos a la entrada de Córdoba, después de ganar el sexto partido en Mar del Plata, especialmente por la cantidad de chicos y jóvenes. Ojalá Atenas haya ayudado a difundir el básquetbol".

3) La gloria en 301 días

Esta temporada para Atenas comenzó el 28 de junio de 2008, abarcó 301 días, con 310 entrenamientos, 77 partidos –incluidos amistosos y torneos cortos– y tuvo 82 jornadas de descanso.

4) Su paso por la selección

Rubén Magnano trabajó como asistente y director técnico del seleccionado nacional desde 1992 (Preolímpico de Portland); disputó dos Juegos Olímpicos, tres Mundiales, tres Premundiales y tres Sudamericanos, además de varios certámenes internacionales de otras categorías. Una trayectoria extensa, que mereció numerosos elogios.

5) Números de un ganador

Los títulos de Magnano fueron los siguientes: en cuatro ocasiones se adjudicó la Liga Nacional, todas con Atenas; también con la entidad corbobesa se impuso en dos oportunidades en el Sudamericano de Clubes, otras tantas en la Liga Sudamericana, mientras que una vez logró el Panamericano de Clubes. Asimismo, obtuvo el Torneo Nacional de Ascenso (TNA), con Luz y Fuerza de Misiones. Con la selección, por otra parte, ganó el Sudamericano y Panamericano Sub 21, el Premundial 2001 y los Juegos Olímpicos 2004, la inolvidable conquista en Atenas con la Generación Dorada, encabezada por Manu Ginóbili. Ello, sin olvidar el subcampeonato en el Mundial 2002, en Indianápolis, donde se logró una extraordinaria victoria sobre los Estados Unidos para luego caer en una polémica final frente a Yugoslavia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.