LeBron James, feliz por jugar junto a Shaquille