Mundial de básquet. Scola y Campazzo brillan en la cancha y en los números: las marcas que fijaron los líderes de la Argentina

David le ganó a Goliat: Facundo Campazzo fue mejor que Nikola Jokic, la Argentina fue mejor que Serbia.
David le ganó a Goliat: Facundo Campazzo fue mejor que Nikola Jokic, la Argentina fue mejor que Serbia. Fuente: AFP - Crédito: Ye Aung Thu
(0)
11 de septiembre de 2019  • 08:00

Uno impresiona por lo dominante que es a los 39 años, por la extensión de su leyenda. El otro, por su estilo eléctrico, lujoso y eficaz, y por recibir el trofeo al jugador más valioso tras la mayoría de los partidos de la Argentina. Se abrazan, uno salta sobre el otro, festejan en tándem. Distintos en personalidades, Luis Scola y Facudo Campazzo terminaron entendiéndose bien fuera de la cancha y a la perfección en ella. Juntos, en un equipo que brilla, el grandote y el pequeño encandilan en el Mundial China 2019.

En oriente Scola batió un récord. En su quinto campeonato del mundo (Indianápolis 2002, Japón 2006, Turquía 2010, España 2014 y este), algo que ya es una plusmarca -compartida con cuatro extranjeros-, el capitán protagonizó frente a Serbia su 39º partido mundialista y superó al portorriqueño Jerome Mincy. Y está promediando 17,8 puntos (su media histórica en el seleccionado era de 16,4), 7,3 rebotes y 1,7 asistencias, nada menos.

Luis Scola en el piso, para evitar -sin éxito- la pérdida del balón; el capitán es el basquetbolista que más partidos jugó en la historia de los mundiales.
Luis Scola en el piso, para evitar -sin éxito- la pérdida del balón; el capitán es el basquetbolista que más partidos jugó en la historia de los mundiales. Fuente: AP - Crédito: Ng Han Guan

A esta altura, luego de dos años en la liga china, el número 4 no tiene claro qué hará en la próxima temporada. Por lo pronto, hoy por hoy no tiene club. Pero por el rendimiento que está logrando en China, conseguir uno no debería ser de gran dificultad para quien, con el equipo ya clasificado para los Juegos Olímpicos, no cierra la puerta a Tokio 2020. Es más: todo apunta que estará en la gran cita de los cinco anillos.

Si de plusmarcas se trata, también Campazzo tiene algo por aportar. Su formidable producción contra Serbia llevó a revisar números viejos. Desde Canadá 1994, cuando lo hizo el croata Toni Kukoc ante el local, ningún jugador había hecho 15 o más puntos, 10 o más asistencias, 5 o más rebotes y 3 o más robos en un partido mundalista. Veinticinco años más tarde, lo consiguió el cordobés (18, 12, 6 y 3, respectivamente). Que es, en las planillas, el más eficiente de la Argentina en el torneo, con 13 puntos, 4,2 recobres, 8 pases-gol y 1,8 robos de media por juego. Y que a los 28 años tiene mucho más por dar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.