No estuvimos ni cerca de pelear por el anillo