"Para Detroit, la Argentina es un gigante dormido"

Tony Ronzone, director de reclutadores de la NBA para los Pistons, elogió a nuestros jugadores; destacó a Ginóbili, Scola y Oberto, a los que distinguió respecto de Wolkowyski y de Sánchez
Tony Ronzone, director de reclutadores de la NBA para los Pistons, elogió a nuestros jugadores; destacó a Ginóbili, Scola y Oberto, a los que distinguió respecto de Wolkowyski y de Sánchez
Miguel Romano
(0)
27 de enero de 2002  

"Ya nos dimos cuenta de que en Europa hay muchos jugadores capaces de destacarse en la NBA. Detroit piensa que ahora es el turno de buscar en Sudamérica y, especialmente, en la Argentina ; por eso, queremos estrechar las relaciones con todos ustedes y establecernos en este país. Los basquetbolistas argentinos son muy parecidos a los de la NBA; saben hacer todo: tirar, pasar, el dribbling, tomar rebotes, maduran rápido, son mentalmente muy fuertes y juegan con el corazón."

Todo buen embajador de la NBA sabe que las puertas de cualquier territorio se abren con elogios, predisposición para el diálogo y mucha amabilidad. Tal cual como se manejó Tony Ronzone , director de reclutamiento internacional de Detroit Pistons, durante su visita a nuestro país, en la que, entre otras cosas, compartió con LA NACION el partido entre Boca y Estudiantes, de Bahía Blanca.

Ronzone, dueño de aquella primera reflexión, soltó su simpatía y verborragia, tocó todos los temas y no se limitó a la hora de opinar sobre los mejores jugadores argentinos, a los que demostró conocer muy bien por sus contactos y los constantes viajes a Europa que realizó mientras trabajó con Dallas Mavericks.

- ¿Cuál es la razón de su viaje a la Argentina?

-Vine a conocer los programas de trabajo que tienen con sus juveniles Atenas, de Córdoba, y Boca Juniors. Estuve en los entrenamientos y algunos partidos. Me sorprendió ver que los jóvenes confrontan constantemente con los jugadores de primera categoría. Eso es muy positivo, los hace crecer rápido en todo sentido y les otorga soltura. Esta es una gran diferencia con Italia o España, donde los jóvenes demoran más en llegar. Vi proyectos muy buenos, como Diego Guaita, Juan Sartorelli y Matías Sandes, en Boca, y Fernando Funes y Martín Melo, en Atenas.

-¿Qué busca Detroit?

-Para la próxima temporada necesitamos un base y un escolta tirador para reemplazar a Jerry Stackhouse; que sea rápido y potente. Nos encantaría tener a Emanuel Ginóbili, pero nosotros no podemos hablar de él porque los derechos son de San Antonio Spurs. Manu va a ser un gran NBA, tiene todas las condiciones.

-¿Cree que en la próxima temporada jugará en la NBA?

-Sí, definitivamente. Si no es en San Antonio puede ser en otro equipo, porque tiene muchas opciones y quizás ingrese en algún intercambio. Ginóbili tiene que irse este año, no puede establecerse en su juego; está listo para asumir un nuevo gran desafío. No tiene que sucederle lo de Zelijko Rebraca, que se demoró en Europa y llegó tarde a nuestro equipo.

-¿Puede armar un ranking de jugadores argentinos con posibilidades de actuar en la NBA?

-A nosotros nos gusta mucho Luis Scola, porque tiene una gran actitud y trabaja muy duro, aunque deberá mejorar su condición para defender a un alero. También es muy bueno Fabricio Oberto, pero sin duda que el N° 1 es Ginóbili. Otro es Pepe Sánchez, que hasta puede interesar en Detroit si mejora su tiro a distancia. Pepe necesita anotar más, tirar más..

-¿Piensa que Sánchez y Wolkowyski fracasaron en la NBA?

-La NBA es muy, pero muy difícil. No es suficiente con ser un buen jugador en su país. Allá hay que competir todas las noches con los mejores del mundo. Hay que tener una mentalidad muy dura.

-¿Ellos no representan al típico jugador argentino?

-No, seguro. Pepe y Wolkowyski son más fríos y fueron a la NBA para cumplir roles, para hacer cosas determinadas. Yo confío mucho en los argentinos que están en Europa en y los juveniles. Ellos van a llegar y van a provocar un gran impacto en el basquetbol argentino. Como sucedió con Drick Nowitzki, en Alemania, o Wan Zhi Zhi en China, jugadores que yo recluté cuando trabajé para Dallas.

-¿Qué se sabe del seleccionado argentino en los Estados Unidos?

-La NBA desconoce aún el valor de ese equipo. Antes no creían en Europa. Hoy no creen en la Argentina, que para Detroit es un gigante dormido. Yo hablo constantemente con mi jefe, Joe Dumars -presidente de operaciones- sobre el trabajo que tenemos que hacer en vuestro país. Por eso, queremos ser los adelantados. Después del Mundial de Indianápolis, después de ver a la Argentina, muchos otros equipos de la NBA querrán venir a ver esto, a llevarse jugadores.

-¿Cuánto invirtió Detroit en este viaje a nuestro país?

-A Detroit eso no le importa. Gastará lo que yo necesite para establecer una relación constante con los técnicos, los empresarios, los periodistas, los directivos. En la NBA, el que primero tiene la información, gana. Lo importante es relacionarnos con el basquetbol argentino, hacer clínicas y promover el deporte.

-La última...

-Respeto tu trabajo, podemos seguir un tiempo más.

-¿Cuáles son las condiciones indispensables que debe tener un jugador para llegar a la NBA?

-Actitud, liderazgo, querer triunfar y saber cómo hacerlo. Igual, con todo eso, será difícil.

Invitaron al seleccionado

Tony Ronzone estuvo en la Confederación Argentina para invitar al seleccionado nacional a un cuadrangular previo al Mundial de Indianápolis. "Será del 18 al 25 de agosto próximo; jugarán el Dream Team, Yugoslavia y Turquía. Rusia y España querían ir, pero preferimos a la Argentina."

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.