Para vencer a San Antonio, los Lakers mostraron otra actitud

Con orgullo de campeón, ganaron por 110-95 y la ventaja de los Spurs es de 2-1; hoy juegan a las 16.30; transmiten ESPN y Telefé
(0)
11 de mayo de 2003  

El tricampeón y defensor del título de la NBA apareció en el tercer partido de la serie semifinal del Oeste. Aunque no tuvo una actuación deslumbrante, a los Lakers les alcanzó con exponer una mayor cuota de concentración y sacrificio para superar con holgura a San Antonio por 110 a 95, y sumar su primera victoria en la serie (ahora está 1 a 2) que se resolverá al mejor de siete.

Hoy, desde las 16.30 (hora de la Argentina), nuevamente en el Staples Center de Los Angeles y con televisación en directo de Telefé y ESPN, se jugará el cuarto cotejo. Pasado mañana la serie volverá a San Antonio, para el quinto juego.

La humillación sufrida en el segundo partido en Texas (llegaron a perder por 33 puntos) obró como motivadora para el tricampeón, que encaró el desafío con mayores orgullo y carácter. Desde el primer minuto mostró otra actitud para defender, para exigirse en cada balón y también una autoridad y determinación superior en la ofensiva. Devean George, con 9 puntos en 7 minutos, marcó el camino que luego se encargaron de seguir con éxito Kobe Bryant (39 tantos, 4 rebotes y 4 asistencias) y el gigante Shaquille O´Neal (21, 16 y 8). Como siempre, los héroes de los Lakers que esta vez encontraron cierto apoyo en Robert Fisher (14) y Robert Horry (13 y 12).

San Antonio estuvo poco menos que desconocido. Si bien mantuvo su distintivo juego atildado y encontró en Tim Duncan a su hombre más preponderante (28 y 11), el resto estuvo por debajo de su nivel, incluido el argentino Emanuel Ginóbili (8 puntos), que jugó menos de lo acostumbrado (21 minutos), lanzó en pocas ocasiones al aro (1 de 2 en dobles, 1 de 2 en triples y 3 de 4 en libres) y no tomó rebotes ni dio asistencias. Sólo robó un balón, cometió 3 faltas y perdió 3 balones.

El gran problema de los Spurs fue la baja eficacia en dobles (33 de 75) y en triples (3 de 11), aspecto en el cual los Lakers estuvieron mucho mejor: 31 de 58 y 5 de 13. También el ganador estableció una importante diferencia en los rebotes: 56 contra 40 de su rival.

Excepto Malik Rose, que volvió a demostrar un gran espíritu en la desventajosa lucha que lleva bajo los aros (15 y 3), el resto, especialmente el base Tony Parker (1 de 7 en dobles) no estuvieron en su mejor nivel.

"Lo importante fue que mantuvimos la calma y arrancamos con otro ritmo. Ellos aprovecharon su condición de locales, ahora nos toca a nosotros", señaló Kobe Bryant, que estuvo cara a cara con Ginóbili por varios minutos.

"Demostramos que estamos vivos y que no nos olvidamos de jugar. Nuestro público nos contagió su optimismo y jugamos para ellos", afirmó O´Neal.

Realmente, el Staples Center mostró un clima de fervor y excitación poco habitual y hasta el hincha más famoso, Jack Nicholson, siempre sentado al borde la cancha, debió ser advertido por la policía para que se controlara en sus expresiones contra los árbitros.

Los Lakers salieron con determinación a defender el cetro. Quieren el cuarto consecutivo para ser -junto a Boston Celtics- los únicos que lograron cuatro consecutivos. Y, de alguna manera, diferenciarse de los Bulls, que acumularon seis, pero en dos tandas de tres.

Sin duda que la inesperada, casi mágica, recuperación del esguince de tobillo que tuvo Devean George -no jugó el segundo partido- fue clave en la nueva cara que mostraron los Lakers.

Queda la sensación de que sólo anteanoche comenzó la serie y que el playoff cobró temperatura. Los Lakers tendrán que mantener su enjundia y mentalidad; San Antonio, recobrar la confianza.

Los Nets se imponen 3 a 0

Con 25 puntos de Keyon Martin y 20 de Richard Jefferson, New Jersey Nets venció como visitante a Boston por 94-86 y se puso 3-0 en una de las semifinales del Este. En el Oeste, Chris Webber sufrió la rotura de un menisco y quedó excluido de Sacramento, que está 1-1 con Dallas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.