San Antonio sumó su octava victoria seguida y llega afilado para los playoffs