Turquía le dio una paliza a Eslovenia y se clasificó semifinalista