Un fenómeno

Ginóbili vive un momento soñado: lo elogia hasta Abdul-Jabbar y su equipo, los Spurs, domina a los Lakers: está 2-0; Manu marcó 17 puntos en el éxito por 114-95
(0)
9 de mayo de 2003  

SAN ANTONIO.– Tiene a algunos de los mejores jugadores del mundo a su lado y también en el bando rival. Sin embargo, a Emanuel Ginóbili ninguno de esos laureles le pesa al momento de demostrar su valía. La confianza es otro atributo que lo hace destacarse. El bahiense volvió a ser un jugador muy importante para la tremenda paliza que San Antonio Spurs les propinó a los triples campeones de la NBA, Los Angeles Lakers, por 114-95. Y entonces esta serie semifinal de la Conferencia Oeste está 2-0 en favor del equipo del argentino.

Fue una diferencia abrumadora de los Spurs. De principio a fin, sin darles respiro a unos Lakers atribulados, sin reacción. El margen en el tanteador final (19 puntos) no refleja lo que fue su dominio local, que llegó a tener una ventaja de 33 puntos en el tercer cuarto. Acaso la razón fundamental de esta victoria estuvo en la efectividad de los dos equipos: 56% de los Spurs, contra el 45% de los Lakers en tiros de campo.

Y el bahiense tuvo un aporte fundamental: en 24 minutos en campo sumó 17 tantos, muchos de ellos espectaculares, que generaron ovaciones del público en el SBC Center. Su momento más espectacular fue en el primer cuarto, en el que logró diez puntos y fue uno de los líderes de su equipo.

Su grado de efectividad fue muy alto: 5 de 7 en dobles y 7 de 8 en libres; no intentó triples. Inclinado en su variante ofensiva, la que mejor le sienta, Ginóbili tuvo un aporte más limitado en otros rubros: tres rebotes, tres asistencias, dos robos y tres pérdidas.

Los elogios para el argentino se repiten desde distintos ámbitos. Nada menos que Kareem Abdul-Jabbar, un ex astro de los Lakers, se inclinó por el talento de Ginóbili. "Tiene un excelente sentido de la cancha, entiende cómo funcionan las cosas y juega bien dentro del contexto de su equipo. Creo que ésa es la clave: que entiende la forma en que puede ayudar a su club", señaló Kareem.

Además, según una encuesta de San Antonio Express, lo que los lectores más destacan de Ginóbili es la energía que pone en cada jugada, en cada partido.

Pero el hombre decisivo de la jornada fue Bruce Bowen. Con la consigna de marcar a Kobe Bryant, Bowen se salió del libreto y marcó siete triples de ocho intentos, en lo que constituye un récord para San Antonio en playoff. Al final, terminó con 27 puntos (el mejor registro personal).

Bryant y Shaquille O’Neal, ambos con 27 puntos, no pudieron torcer el destino del partido. Y las estadísticas para lo que queda de esta serie no son esperanzadoras para ellos: la última vez que los Lakers estuvieron 0-2 fue, justamente, ante los Spurs, en las semifinales de 1999. En aquella ocasión ganó San Antonio. Además, sólo siete equipos en la historia de la NBA se repusieron de un déficit similar.

Ginóbili es uno de los protagonistas –y cada vez con mayor peso– de este equipo que tiene grandes posibilidades de dejar en el camino al triple campeón. Nada menos.

Esta noche, en Los Angeles

La serie semifinal de la Conferencia Oeste se muda hoy a Los Angeles. Hoy, los Spurs visitarán al triple campeón desde las 23.30 (transmite ESPN). Además, en una semifinal del Este, New Jersey derrotó a Boston por 104-95 y ahora la serie está 2-0 en su favor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.