Básquetbol | La Liga Nacional. Una paliza de Ben Hur