Bélgica ya piensa en octavos y hay tres que todavía sueñan

Los Diablos Rojos se miden con Corea del Sur; las mejores posibilidades las tiene Argelia, rival de Rusia
(0)
26 de junio de 2014  

SAN PABLO (Especial).– Con la cabeza ya metida de lleno en la próxima etapa del Mundial, la ya clasificada Bélgica se enfrenta hoy con Corea del Sur, que por su lado necesita de un milagro para pasar a la segunda rueda. En el otro choque del Grupo H, también a las 17, se medirán Rusia (un punto) y Argelia (tres), a la que un empate le daría el pase automático.

Bélgica será, en principio, la gran beneficiada, ya que entrará al estadio de San Pablo sabiendo el resultado de su posible rival en octavos, que se decidirá muy probablemente en el choque entre Alemania y Estados Unidos por el Grupo G. "Igual queremos ganar. No perderemos a propósito para evitar a los alemanes", dijo el belga Steven Defour.

El equipo dirigido por Marc Wilmots, con seis puntos, ya se clasificó a los octavos, tras vencer a Rusia 1-0 y a Argelia 2-1, pero está decidido a defender el primer puesto del grupo para establecer un récord: nunca una selección belga pudo terminar como líder de grupo la primera rueda. Pero vienen en alza. Los Diablos Rojos están invictos en los últimos ocho partidos mundialistas que disputaron. Hoy, apenas un empate ante los coreanos les garantizarán el primer lugar en la zona y así, enfrentar al segundo de Grupo G.

"Estamos convencidos de que podemos derrotar también a equipos fuertes", dijo Kevin Mirallas, jugador de Everton. "Y si queremos llegar lejos, lo tendremos que hacer de todas maneras", agregó.

Corea está comprometida, con sólo un punto y peor diferencia de gol que Rusia. No depende de sí misma. Tiene una complicada misión por delante: ganarle a Bélgica y esperar que Argelia no derrote a los rusos para tener opciones.

A Rusia, en su regreso a un Mundial después de 12 años, sólo le sirve ganar para llegar a octavos. El veterano DT Fabio Capello, el mejor pago de los 32 entrenadores mundialistas, está ante una encrucijada: una temprana eliminación de su conjunto pondría en jaque su continuidad al frente del seleccionado. Argelia (rival de los rusos hoy en Curitiba) quiere curar las heridas de 1982, cuando un arreglo entre alemanes y austríacos lo dejó afuera en la primera instancia. "Somos conscientes de que estamos a un paso de quedar en la historia", dijo el lateral Djamel Mesbah.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.