El torneo Apertura. Belgrano, una parada pendiente