Blatter reconstruye su poder con aliados

Tras su reelección al frente de la FIFA, eligió a un hombre de su confianza para reemplazar a Michel Zen Ruffinen: el suizo Urs Linsi
Tras su reelección al frente de la FIFA, eligió a un hombre de su confianza para reemplazar a Michel Zen Ruffinen: el suizo Urs Linsi
(0)
28 de junio de 2002  • 10:02

YOKOHAMA (De nuestros enviados especiales).– Con el ímpetu fortalecido está Joseph Blatter. Tras el congreso que lo reeligió como presidente de la FIFA por cuatro años más, a pesar de las denuncias de corrupción que había en su contra, el suizo se dedicó a buscar hombres de su confianza. Y encontró en su compatriota Urs Linsi el hombre ideal para reemplazar en la secretaría general a Michel Zen Ruffinen, uno de los más importantes opositores que tenía Blatter en la entidad.

El presidente hizo la presentación en una conferencia de prensa, luego de la reunión de comité ejecutivo, que duró dos horas y media. Linsi –un técnico en Economía que trabajó, por ejemplo, en el banco Credit Suisse– estará en el cargo en forma interina; su continuidad definitiva se resolverá dentro de los próximos 100 días.

Zen Ruffinen renunció a su cargo tras la contundente reelección de Blatter, a fines del mes último. El era el principal impulsor de las denuncias de corrupción en el seno de la FIFA. Y ayer, en otro contacto con la prensa, ratificó sus acusaciones, aunque aclaró que “no estaban destinadas a atacar a Blatter”.

El máximo dirigente del fútbol mundial no quiere repetir las experiencias pasadas. “No podemos hacer como en el pasado, cuando Europa y Africa, a través de trece miembros, atacaban al presidente”, dijo, en referencia a sí mismo. “Ahora la secretaría se va a ejercer con disciplina y orden.”

Admitió, además, que pese a que ahora tiene mayoría, no pretende abusar de esa ventaja. “No quiero que en la FIFA haya luchas de poder.”

Lo cierto es que la reunión también sirvió para conocer otras cuestiones que se decidieron por estas horas. Lo más destacado está referido al Mundial de Alemania 2006. Si bien la distribución de plazas se conocerá a fines de este año, Blatter confirmó que Oceanía obtendrá un lugar seguro en la Copa, al ganar la que deja libre el campeón de Corea-Japón (deberá jugar las eliminatorias) y, entonces, no tendrá que jugar más repechaje con el quinto de América del Sur.

Este será un duro golpe para la Conmebol, que ahora vería menguadas sus plazas de cuatro y media a cuatro.

Y otro de los temas importantes en las declaraciones de Blatter estuvo relacionado con la saturación de competencias. El presidente de la FIFA le apuntó a las ligas de cada país.

“Los campeonatos deberían tener 16 equipos, no 20 como tienen ahora –sentenció Blatter–. Y eso se incrementa por las Copas de cada país.”

No conforme con esa sugerencia, el suizo hizo una dura advertencia. “Voy a esperar que las asociaciones de cada país acorten sus calendarios. Si eso no ocurre, espero que lo hagan las confederaciones regionales. Y en última instancia intervendrá la FIFA”, amenazó el dirigente suizo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.