Boca quiere llegar intacto al superclásico

Hoy, a las 19.10, en la Bombonera, los xeneizes buscarán liquidar la serie con Cobreloa; los dirigidos por Bianchi ya ganaron en Calama por 2 a 1 y con sólo empatar accederán a las semifinales; transmite Fox Sports, en directo
(0)
28 de mayo de 2003  

Pocas palabras y muchas risas en Boca. Ya no hay ceños fruncidos. Una racha de victorias produjo una metamorfosis en su imagen, que pasó de un estado de preocupación a uno de entusiasmo. La confianza sobra, pero los jugadores no la derrochan ante los micrófonos. Se aferraron al hermetismo y utilizan el silencio como amuleto para suavizar las presiones y el clima del inminente superclásico con River. Van paso a paso. Y con la tranquilidad que le dio la victoria en Chile, buscarán darle el golpe final a Cobreloa, esta noche , a las 19.10, en el partido desquite por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El equipo que dirige Carlos Bianchi logró un valioso triunfo en la altura de Calama por 2 a 1, el miércoles último, y con sólo empatar se clasificará para las semifinales. Los chilenos necesitan, al menos, una victoria por la mínima diferencia para definir la serie por penales.

El entusiasmo de la gente por el buen momento xeneize generó que mucho público concurriera a las boleterías para conseguir una entrada. No sólo para el match con Cobreloa, sino también para el partido del domingo próximo frente a River, por el Clausura. "Nosotros pensamos en el clásico. Cobreloa ya está afuera. Mirá si vamos a perder otra vez en la Bombonera. Que venga River, donde sea, por el Clausura o por la Copa, le vamos a ganar con la camiseta", opinó un pequeño grupo de hinchas de Budge.

Después de hacer la fila de 100 metros y con la localidad en la mano, muchos simpatizantes pegaron sus narices contra las rejas del predio de Casa Amarilla para ver a sus ídolos. La mayoría disfrutó del día distendido de los jugadores, que jugó un picado informal, por definirlo de alguna manera. Hubo más bromas que fútbol. Las víctimas , como siempre, fueron Clemente Rodríguez y Estévez, aunque también la ligaron el juvenil Fabbro, al que le hicieron comer pasto, y el pedicuro xeneize, al que se le tiraron encima varios integrantes del plantel hasta formar una montaña humana.

Hay clima de festejo. Además, con Bianchi como entrenador, Boca registró antecedentes exitosos luego de cada excursión victoriosa en las etapas decisivas de la Copa Libertadores. En 2001, en los octavos de final, Boca superó a Junior de Barranquilla por 3 a 2, en Colombia, y después empató 1 a 1, en la Bombonera; en los cuartos de final, derrotó a Vasco da Gama por 1 a 0, en Brasil, y en el desquite ganó por 3 a 0; y en la final, venció por 1 a 0 a Cruz Azul y cayó en la Bombonera por el mismo resultado, pero los xeneizes se consagraron campeones tras imponerse en los penales.

El director técnico xeneize parece haber encontrado la base titular. El equipo será el mismo que ganó en Chile y utilizará el esquema 4-3-1-2, con el tridente ofensivo Delgado, Guillermo Barros Schelotto y Tevez.

Cobreloa llegó anteayer a Buenos Aires con toda la fe. Como visitante, el equipo chileno marcha invicto en el torneo continental, con dos victorias y dos empates, y mantiene la esperanza de dar el batacazo, como lo hizo Paysandú, el 24 de abril último, cuando enmudeció la Bombonera al imponerse por 1 a 0. "No está todo perdido, podemos revertir el resultado", dijo el técnico Nelson Acosta.

Pese al optimismo de los chilenos, Boca tiene casi servida en bandeja la clasificación. Sólo debe rematar la buena faena comenzada en Calama para acercarse a su gran objetivo y llegar intacto al superclásico con River.

Sin plateas para el duelo con River

El superclásico siempre genera una expectativa inimaginable. No importa que sean los últimos días del mes, los hinchas hacen el esfuerzo y juntan el dinero para pagar la entrada. Ayer, a cinco días del encuentro con River, los seguidores xeneizes agotaron las plateas, que valían 60 y 80 pesos para los invitados y 40 y 60 pesos para los socios del club.

El departamento de prensa de la entidad de la Ribera informó que ya se llevan recaudados más de 200.000 pesos y que pasado mañana, en las boleterías de Casa Amarilla, de 10 a 17, se venderán las populares, que tendrán un costo de 10 pesos.

Se irían el Pato y el Mellizo

Mauricio Macri, titular xeneize, comentó ayer que el arquero Abbondanzieri y Guillermo Barros Schelotto se irían a México. Además, agregó que Oscar Córdoba volvería al club si Besiktas, de Turquía, no compra el pase y que se frustró la contratación de Walter Gaitán, que fue adquirido por Monterrey.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.