Bolívar sacó ventaja con una gran producción

(0)
24 de abril de 2004  

SAN MIGUEL DE TUCUMAN (Especial).- "Si uno quiere salir campeón, tiene que ganar en todos lados", fue la primera frase que le salió a Daniel Castellani, entre la disfonía y la euforia contenida. Y vaya si tuvo razón el entrenador de Bolívar Signia, que se recuperó de la caída de local y arrasó en su paso por el estadio de Caja Popular, colmado por 4000 simpatizantes. El conjunto bonaerense ganó con un contundente 3-0 frente a Swiss Medical Monteros, con parciales de 25-23, 25-22 y 25-22, y pasó a liderar por 2 a 1 la serie final -al mejor de siete encuentros- de la Liga Argentina de clubes.

Bolívar, que dio otro paso en su intención de conservar el título obtenido el año último, tuvo como principal figura al juvenil Guillermo García (20 años).

Tanto en el primero como en el segundo set, el campeón hizo la diferencia en los contraataques y se apoyó en García, autor de 12 puntos. El Caño Spajic también fue fundamental por su labor en el bloqueo para el equipo de Castellani.

El conjunto local, que no contó con Hugo Conte -no se recuperó de una lumbalgia-, esgrimió una reacción en el tercer capítulo y llegó a estar 10-7 en ventaja, pero Bolívar retomó su nivel, emparejó el score y, en una definición punto a punto, sacó la diferencia fundamental luego de un par de errores de ataque de Monteros.

Mañana volverán a enfrentarse en esta ciudad, a las 21.40. Mientras que para el quinto juego ambos equipos regresarán a Bolívar, donde se medirán el próximo jueves, a las 20.40.

Los equipos formaron así:

Swiss Medical Monteros: Diego Arribas, Jerónimo Bidegain, Gustavo Porporatto, Diego Scroca, Lisandro López y Zanette (fi). Ingresaron: Esteban Martínez (líbero), Oscar Sarmiento, Carlos Viega y Pablo Bianchi. Entrenador: Waldo Kantor.

Bolívar Signia: Leonardo Patti, Alejandro Spajic, Sebastián Firpo, Francisco Russo, Guillermo García y Mauricio Arrúa (fi). Ingresaron: Marcelo Román (líbero), Tuba, Quijinho y Rodrigo Martínez Granados. Entrenador: Daniel Castellani.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.