Yachting. Bonanza, el primero en llegar a Río de Janeiro