Suscriptor digital

Valtteri Bottas sorprendió en el GP de Australia y desafió la hegemonía de su compañero Lewis Hamilton

Fuente: AFP
(0)
17 de marzo de 2019  • 10:18

El Gran Premio de Australia demostró que la hegemonía de Lewis Hamilton a bordo de su Mercedes durante el último lustro será desafiada en cada fecha. Si bien Ferrari se presentaba como su máxima amenaza, el peligro puede aparecer incluso dentro de su propio equipo. Campeón en cuatro de los últimos cinco campeonatos, el piloto británico finalizó segundo por detrás de Valtteri Bottas, su compañero en la escudería convertido en rey en Albert Park durante la madrugada del domingo en la Argentina.

Fue una actuación perfecta de Bottas. El finlandés, que largó en segunda posición, atacó y superó a Hamilton en la largada, no cometió ni un solo error durante los 58 giros del trazado australiano y fue estirando su ventaja hasta convertirla en más amplia que cualquiera en 2018 para sumar su cuarto triunfo en la máxima categoría del automovilismo internacional, el primero desde aquella lejana victoria en Gran Premio de Abu Dhabi de 2017.

Además de adueñarse de los 25 puntos correspondientes al vencedor, Bottas sumó un punto extra por haber realizado la vuelta más rápida de la carrera: desde este año, el piloto que complete el giro más veloz sumará una unidad siempre y cuando termine entre los diez primeros.

"Fue la mejor carrera de mi vida. La largada fue buena. tuvimos todo bajo control, el auto estuvo bien. Lo disfruté mucho. Estoy muy feliz, quería tener ese puntaje, venía con buen ritmo. Al principio se trataba de gestionar la carrera y aumentar la diferencia; tras cinco o seis vueltas comenzó a haber diferencia, sabía que lo podía hacer, se trataba de dar el máximo y ser uno con el coche. A partir de la segunda tanda, simplemente se trata de dejarte llevar", explicó Bottas.

El joven Max Verstappen, de apenas 21 años, completó el podio. El niño mimado de Red Bull protagonizó una de las grandes acciones de la carrera cuando superó a Sebastian Vettel en la vuelta 31. En su quinta temporada en la Fórmula 1, el holandés demostró su madurez para rebasar con una combinación justa de temple y agresividad al tetracampeón que finalizó en cuarto lugar. El tercer puesto es un guiño para Red Bull, que después de doce años decidió abandonar los motores de Renault para apostar por Honda. La sociedad empezó con el pie derecho y Honda alcanzó su primer podio desde que Rubens Barrichello finalizó en el tercer lugar de Silverstone. Kevin Magnussen, de Haas, le ganó su duelo persoanl a Nico Hulkenberg y se quedó con el sexto lugar. El danés y el alemán tienen una larga historia entre sí que es uno de los puntos altos de la serie que presentó Netflix sobre la temporada 2018.

No abundarán las sonrisas en el paddock de Ferrari. Durante los entrenamientos en Barcelona, su SF90 había demostrado que podía ser el auto más veloz de las diez marcas que integran la Fórmula 1 pero el fin de semana fue una pesadilla para Il Cavallino Rampante en general y para el alemán que, tras ser superado por Verstappen, debió ser custodiado por su propio equipo para evitar la amenaza de Charles Leclerc: en su debut con Ferrari, el monegasco de 21 años que abandonó Sauber tras una temporada, consultó a su equipo si tenía libertad para atacar a Vettel. La respuesta fue negativa.

Kevin Magnussen, de Haas, le ganó su duelo persoanl a Nico Hulkenberg y se quedó con el sexto lugar. El danés y el alemán tienen una larga historia entre sí que es uno de los puntos altos de la serie que presentó Netflix sobre la temporada 2018. Enemigos públicos, el primer round fue para Magnussen.

Kimi Raikkonen, de vuelta con Alfa Romeo tras marcharse de Ferrari, Lance Stroll y Daniil Kvyat completaron la grilla de puntos. Pierre Gasly, la apuesta de Red Bull para matizar la inesperada partida de Daniel Ricciardo, finalizó en la undécima posición tras escalar siete posiciones. No fue una buena presentación de Ricciardo en Renault, quien rompió su trompa en la larga y terminó abandonando después de 28 vueltas.

Tampoco fue una jornada feliz para Carlos Sainz Jr, quien ocupa el lugar vacante en McLaren tras el retiro de Fernando Alonso. Después de apenas once vueltas, su motor dijo basta y se convirtió en el primero en abandonar en la temporada.

La próxima carrera en el calendario de la Fórmula 1 será el Gran Premio de Bahrein, entre el 29 y el 31 de marzo. Después de su triunfo en Melbourne, Bottas intentará convertirse en la principal amenaza de un Hamilton expectante.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?