Munguía busca ser primera figura y Ponce, la gran promesa

(0)
13 de septiembre de 2019  • 23:59

El mexicano Jaime Munguía y el argentino Jeremías Ponce, marchan invictos y tienen la misma edad: 23 años. Hoy protagonizarán las peleas más importantes de sus vidas en continentes diferentes y en niveles competitivos muy distantes uno de otro. Sin embargo, para ambos la misión es común: ganar sin dejar dudas.

Munguía se perfila como el sucesor de Saúl "Canelo" Alvarez en la industria pugilística azteca, probablemente la de más dinámico momento a nivel internacional, en cuanto a consumo y movimiento de dinero.

Asumirá su primer gran protagónico y apresará un cheque abultado cercano al millón de dólares. Formará parte de los festejos del "Día de la Independencia de México", que esta vez se celebrarán en Carson, California, en lugar de Las Vegas, Nevada, como habitualmente sucede.

Ponce, en cambio, es un joven casi desconocido en el país. Sigue viajando en el Ferrocarril Roca desde su José Mármol natal hasta el gimnasio "Santos Zacarías", en Rafael Calzada. Estima que cobrará una bolsa en euros que le permitirá comprar su primer automóvil. Volverá a boxear en Europa, un territorio que hace un año y medio le sentó muy bien, cuando doblegó categóricamente al italiano Francesco Lomastro, en Nápoles, el 24 de febrero de 2018. Ahora, lo espera Alemania.

Munguía expondrá su corona mundial mediano jr (OMB) ante el africano Patrick Allottey, en un combate de doce rounds que será televisado por Space, a partir de las 23. Aparenta ser una defensa viable tras sus dos últimas retenciones, resistidas, ante el japonés Takeshi Inoue y el irlandés Dennis Hogan. La gran pantalla necesita volver a ver a un Munguía fresco, creativo y noqueador, como lo fue cuando conquistó la corona ante Sadan Alí. Tiene 33 victorias consecutivas (26 KO) y acopló a su equipo al excuádruple campeón mundial Erik Morales, como entrenador principal.

La potencial pelea ante su compatriota Saúl "Canelo" Alvarez, proyectada para el año próximo, inquieta mucho más que los movimientos y tácticas que esta noche oponga Allottey, de 28 años y un récord de 40 victorias (30 K.O) y 3 reveses que genera muy poco. Y Munguía no deberá desaprovecharlo.

Ponce, campeón argentino y sudamericano, se medirá con el alemán Rico Mueller, por el título IBO de los welter jr - segunda selección- en Friedrichshain, en las afueras de Berlín, en un match que televisará ESPN a partir de las 15.30. Ganador de sus 24 peleas (16 KO), estancó su ascenso, en su última pelea, pese a ser favorecido en un fallo que lo declaró vencedor ante Leonardo Amitrano en su primer clásico.

Tiene buena formación y pegada respetable. Su grado de madurez boxística constituye el gran acertijo en este desafío.

Mueller, de 31 años y una campaña de 25 éxitos (17 KO) y 2 reveses, será local y púgil protegido. Pese a ello, su historial y sus maniobras sobre el cuadrilátero no despiertan grandes inquietudes. Ponce, es uno de los lanzamientos más esperados del boxeo nacional del año y este intento significa mucho más que un combate en el exterior.

Hay grandes carteleras con millones en juego y grandes intereses en torno de Jaime Munguía. Y también, otras, sin tantas estridencias ni difusión como la que eyectará a Ponce en condición de visitante. Ambas tienen su valor y significado para el armado del esquema y la imagen de todos los boxeadores. Mas allá de sus cotizaciones en el mercado y el consumo de sus aficionados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.