Narváez dio el peso y ya se ilusiona con un nuevo título