Un tributo de Maravilla Martínez a su fiel escudero de la CMB