Brasil busca un lugar en el rugby

Jorge Búsico
(0)
26 de febrero de 2015  

Quién piensa que Brasil puede jugar la Copa del Mundo de rugby de 2023? Un argentino. Porteño del barrio de Belgrano, Agustín Danza cumplió con tres requisitos indispensables para ser el actual CEO de la Confederación Brasileña de Rugby (CBR): jugó este deporte (back camada 82 de Los Cedros), vivió 8 años en ese país, por lo cual conoce perfectamente el idioma portugués, y trabajó durante ese período en una consultora estratégica. "Si no llegamos a ese objetivo, habré fracasado en mi gestión", afirma Danza, quien asumió el puesto en 2014 y tiene por delante un ambicioso plan para llegar a un Mundial que aún no tiene ni sede.

Para reforzar la idea de la pregunta del comienzo, hay que aclarar de entrada que hasta hace tres años el rugby de Brasil era similar al fútbol de San Marino. O sea, poco y nada. En un país deportista por excelencia, el rugby nunca tuvo inserción en el gigante de Sudamérica. Pero hubo dos hechos que cambiaron el escenario: la realización de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro 2016 y, esencialmente, la vuelta del rugby a éstos, lo que clasificó directamente a Brasil en los Sevens masculino y femenino, algo que aún no logró ninguna de las potencias.

Con ese nuevo panorama, en 2010 se creó la CBR, que pasó por encima literalmente a la amateur Asociación Brasileña de Rugby, la antigua rectora de la ovalada en ese país. Tiene un staff 100% profesional y es un ente que hasta cotiza en bolsa. "Es un gran desafío profesional y, además, es el deporte que practiqué desde siempre, hasta que me retiró una lesión en el hombro", cuenta Danza desde San Pablo, en un dialogo telefónico con la nacion.

La proximidad de los Juegos Olímpicos ha inyectado un poderoso apoyo económico privado y estatal a la CBR, que pasó en tres años de un presupuesto de 900.000 reales a 16 millones de la misma moneda (algo más de 5 millones y medio de dólares), lo que le permitió iniciar un Plan de Alto Rendimiento, para el cual exportó al cordobés Rodolfo Ambrosio, quien formó parte directiva del comienzo del Plar de la UAR para después entrenar con buenos logros a los distintos seleccionados juveniles argentinos. Ambrosio se unió a un equipo en el que ya estaba otro compatriota, el "Pájaro" Andrés Romagnoli, quien es el head-coach de los seleccionados.

La proyección del rugby profesional brasileño ha sido poderosa hasta ahora: pasó de 6 a 100 clubes y de un puñado de federados a 10.000. Danza ratifica las expectativas de la World Rugby, que ve a Brasil como uno de los países con mayores posibilidades de expansión: "Acá todos hacen deportes y además hay colonias alemanas, británicas, italianas? El potencial es enorme. Por eso el Plan estratégico también incluye una fuerte divulgación en las escuelas, organizar partidos para fomentar el rugby y ampliar el Centro de Alto Rendimiento que hoy está en San José de Campos, cerca de San Pablo".

El rugby de Brasil obtuvo buenos resultados con las mujeres (su equipo de Seven participa del Circuito Mundial) y el año pasado los hombres lograron un histórico triunfo ante Chile en XV. Hasta 2023 le queda un largo trayecto.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.