Broche de oro para Castaing en el campeonato nacional

Se impuso con Gullit Shagal; Martín Mallo fue subcampeón y Martín Dopazo, tercero
(0)
17 de diciembre de 2001  

La final de los LVIII Campeonatos Nacionales de Saltos dejó sensaciones encontradas en el Club Hípico Argentino. Por un lado, mucha alegría para Federico Castaing, que se adjudicó con Gullit Shagal el máximo título del hipismo nacional y coronó una sobresaliente temporada, plena de éxitos en los grandes premios; también, un halo de revancha para el jinete que, el año anterior, perdió el campeonato por una diferencia de menos de medio punto con el entonces ganador, Martín Dopazo.

Mallo, conforme. Hubo, también, conformidad por parte de Martín Mallo, con Jazmín, por haber ganado la prueba final, el doble recorrido sobre 1,50m y 1,60m, que le permitió escalar posiciones y quedarse con el subcampeonato. La yegua, propiedad de Marleen Melchior de Kierkegaard, se coronó campeona mundial de caballos nuevos en Bélgica en septiembre último, y su progreso en pruebas de altas exigencias es notable.

Cierta preocupación. Se advirtió, asimismo, satisfacción en Martín Dopazo, el jinete del haras El Capricho, que en un momento estuvo preocupado por los tres derribos de El Capricho Furka en el primer recorrido de 1,50m. "Sé que tiene mucha fuerza para sortear estas exigencias", comentó el jinete cordobés. En realidad, su actuación fue impecable en el segundo recorrido sobre un armado diferente a 1,60m -fue el único que lo logró-, que lo dejó conforme; tanto como haberse quedado con el tercer puesto en el campeonato, con un ejemplar nuevo, de 8 años.

Contratiempo de Werthein. Lucas Werthein vivió una tarde de frustración. Encabezaba las clasificaciones con Vlaminck, pero ayer no pudo saltar porque su excelente alazán francés se enfermó después de haber ganado la segunda prueba del campeonato, el último viernes, en un difícil doble recorrido sobre 1,50 metros.

Jorge Llambí, el entrenador de Lucas, le comentó a LA NACION que el caballo amaneció con fiebre el sábado. "Se lo medicó y ya está bien, pero no fue aconsejable que saltara hoy (por ayer)", dijo.

Llambí, cinco veces campeón nacional, se adjudicó su primer título a los 20 años, en 1959, y se había ilusionado con Lucas, que justamente en octubre último cumplió 20 años y se perfilaba como probable campeón. De todos modos, tanto Llambí como Lucas destacaron que lo más importante es la salud del caballo.

Tarde de emociones. Al margen de alegrías y tristezas, se vivió en el Hípico una tarde de emociones. Y a la hora del recuento, con una merecida victoria de Castaing, con el valiente tordillo Gullit Shagal, propiedad de Alejandro Ivanissevich.

  • Campeonato de primera. Tras una reñida final, Martín Mallo se adjudicó el título en el campeonato para primera categoría (1,40m), con Qrocant Z. Venció por una falta a Gregorio Werthein, con El Capricho Apolo, que también resultó campeón junior con este ejemplar.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.