Cabildeos, dudas y sanción

Varios autos estuvieron sospechados
Varios autos estuvieron sospechados
(0)
27 de marzo de 2000  

SAN PABLO (De un enviado especial).- Los momentos más críticos del Gran Premio de Brasil no se vivieron durante la carrera, sino horas después, cuando las máquinas que arribaron a la llegada fueron sometidas a la revisión técnica.

Mientras los delegados de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) estudiaron los elementos de cada uno de los once autos que completaron la prueba, el retraso significativo del resultado oficial se demoraba, lo que despertó la sospecha del paddock de la Fórmula 1.

A las 18, la responsable de prensa de la FIA, Agnés Kaiser, informó sobre la firme versión que indicaba la exclusión de los seis primeros, a excepción de Giancarlo Fisichella. El motivo era el desgaste del fondo plano de madera, que fue erosionado por las imperfecciones del asfalto paulista.

El alegre box de Ferrari se transformó en decepción y preocupación, ya que Michael Schumacher perdía los diez puntos de su victoria. Tras numerosas idas y venidas, todos los mecánicos y los responsables de equipos se apostaron frente al box número 1, donde los comisarios técnicos revisaron los coches.

Schumacher, que no suele quedarse en los autódromos hasta muy tarde, esperó la decisión dentro del garaje de Ferrari. Jean Todt se cansó de caminar desde el búnker del equipo italiano hasta el lugar de la revisión. A las 20.30 se confirmó la clasificación inicial, aunque aún estaba sospechado el McLaren de David Coulthard. Ron Dennis permaneció dentro del box de la FIA durante dos horas, analizando cada detalle de la máquina.

Las presiones habrán sido numerosas. El delegado técnico de la FIA, Jo Bauer, emitió un comunicado en el que explicaba que, "en su opinión", el McLaren de Coulthard no estaba en reglamento, ya que el deflector delantero estaba ubicado a sólo 43 milímetros del plano de referencia que describe el artículo 3.12.1 del reglamento técnico de la Fórmula 1, por lo que excedía los cinco milímetros de tolerancia.

Bauer emitió ese comunicado teniendo como antecedente el escándalo de los deflectores laterales de las Ferrari en Malasia, el año último, cuando fueron desclasificadas y luego la FIA, en París, las reclasificó.

Finalmente, pasadas las 21, surgió el comunicado oficial en el que se excluyó a Coulthard. En las últimas horas de ayer, McLaren decidió apelar la medida. Ahora la FIA estudiará el caso y determinará la sanción definitiva.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.