De viaje. Cara a cara con el Agüero de siempre