Central apuesta fuerte en Lima

Si hoy, a las 22, se impone a Sporting Cristal quedará a un paso de la clasificación.
Si hoy, a las 22, se impone a Sporting Cristal quedará a un paso de la clasificación.
(0)
23 de marzo de 2000  

LIMA.- No quiere regalar nada Rosario Central. Es que con una victoria más, prácticamente quedaría asegurada su clasificación para los octavos de final de la Copa Libertadores. Por eso no estuvo dispuesto a ceder cuando Sporting Cristal intentó cambiar el estadio y el horario del partido. Presentó una queja ante la Confederación Sudamericana de Fútbol y el cotejo por la cuarta fecha del Grupo 6 se jugará esta noche a las 20 (22 de la Argentina), en el estadio Nacional de Lima.

La intención de los peruanos era jugar en su cancha, sin iluminación (por eso se había pedido el cambio de horario para las 16), con capacidad para 16.000 espectadores y que tiene las tribunas mucho más cerca del campo de juego. El tema es que los resultados de Sporting Cristal en los últimos tiempos no fueron buenos y se calcula que sólo unos 4000 simpatizantes seguirán esta noche al equipo. Y como los dirigentes saben que poca gente se acercará para el partido, esperaban tenerlos más juntos para que los gritos ejercieran mayor presión que en la inmensidad del Nacional.

Los rosarinos efectuaron ayer por la noche el reconocimiento del terreno de juego. El entrenador Edgardo Bauza, que sabe que el compromiso no será sencillo, pero reconoce que un triunfo puede ser decisivo, explicó: "Sporting es muy duro: tenemos que pensar sólo en este partido. Si ganamos, después será muy difícil que se nos escape la clasificación".

Central tendrá tres cambios respecto del equipo que el domingo último cayó ante Talleres, en Córdoba. Darío Marra jugará por Javier Cappelletti, Daniel Quinteros por Germán Rivarola y Maximiliano Cuberas por Gabriel Loeschbor. En el partido en Arroyito, Central ganó por 3 a 1.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.