Suscriptor digital

Central luchó y alcanzó el empate ante Cristal

Igualó 3 a 3 en Lima y la clasificación está un poco más cerca.
(0)
24 de marzo de 2000  

LIMA.- Rosario Central aprobó el examen. Debía sacar al menos un empate en esta ciudad para quedar más cerca de los octavos de final y lo consiguió:igualó con Sporting Cristal 3 a 3, en el Grupo 6, y se mantiene segundo, ahora con siete puntos. El temple, la reacción a tiempo y la inteligencia fueron los factores que le permitieron al conjunto de Bauza alcanzar la igualdad final.

El buen comienzo de Rosario Central -con circulación y toque permanentes- no impidió que Sporting Cristal se pusiera en ventaja enseguida, casi sin proponérselo.

A los cuatro minutos llegó un corner desde la derecha para los peruanos; Santiago Salazar le ganó en el salto a Marra y su cabezazo impactó en el palo. Carlos Pájaro Juárez (argentino, nacionalizado ecuatoriano), capturó el rebote en el área chica y con un zurdazo marcó el primer tanto del partido. Rosario Central no se amilanó con la desventaja y continuó con una saludable actitud ofensiva. Por intermedio de Maceratesi, aprovechó los tremendos espacios que dejaban en la zona izquierda Hidalgo y Rebosio.

Sin embargo, no fue justamente en ese sector por el que llegó la igualdad, sino que los rosarinos dieron el golpe por el medio: fueun pelotazo cruzado de Marra de 60 metros, que cayó en el pecho de Maceratesi; éste se la bajó a Juan Antonio Pizzi, que definió con un remate desde afuera junto al palo derecho del arquero.

Central ganó en tranquilidad con el empate, pero luego no pudo hacer nada frente a la increíble efectividad goleadora de Sporting Cristal. Fueron dos llegadas y dos tantos para los peruanos. A los 32 minutos, Sheput hizo un dibujo con sus gambetas y envió el centro desde la derecha para Holsen, que con un cabezazo superó la frágil defensa de Central.

Ese tanto derrumbó anímicamente a los rosarinos, que cuatro minutos después recibieron otro impacto. Fue nuevamente Carlos Juárez, que apareció con la cabeza tras un perfecto centro de Marengo. Quizá resultó excesiva la ventaja en el primer tiempo para Sporting Cristal. Pero tuvo el mérito de haber aprovechado las repetidas desinteligencias en la defensa del rival.

En la segunda etapa, Edgardo Bauza buscó el cambio con la inclusión de Diego Latorre para acompañar a Pizzi y a Maceratesi. Del otro lado, Sporting Cristal apostó directamente al contraataque, sin que pudieran proyectarse por los laterales Marengo e Hidalgo. El equipo peruano pagó esa actitud austera con el gol a los 17 minutos de Ezequiel González. Y más aún con el tanto de Maceratesi, diez minutos antes del final. La nota negra de la jornada fue la lesión -podría ser ósea- de Maximiliano Cuberas, que fue retirado en ambulancia por un planchazo de Holsen. Pero nadie le quita a Central la alegría de haber conseguido un valioso punto de visitante, que le sirve para soñar con la clasificación en la Copa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?