China, el rival que se siente como una espina

El equipo asiático, próximo adversario de las Leonas, mañana, a la 1.35, fue el verdugo de la Argentina en la final del último Champions Trophy
(0)
29 de noviembre de 2002  

PERTH, Australia (De un enviado especial).- Será un enfrentamiento con un ligero sabor a clásico. Se generó una rivalidad especial en los últimos meses; al menos, así se vive del lado argentino. China será el próximo adversario de las Leonas. Y no será, por cierto, uno más para ellas; las chicas argentinas tienen todavía una espina clavada por la final que perdieron, el 1° de septiembre último, ante el equipo asiático, en la final del Champions Trophy, en Macao.

Aquí habrá otras cosas en juego: una instancia distinta, en un torneo más importante. Pero sí puede hablarse de una sensación de desquite entre las jugadoras. En aquella oportunidad, las chinas se impusieron en los penales por 3-1, tras igualar 2-2 en los 70 minutos. Y la selección argentina se llenó de frustración por un torneo al que llegaron como favoritas.

La posibilidad la tendrán mañana, en la madrugada de nuestro país, desde la 1.35. El escenario será la habitual cancha 1 de la Universidad Tecnológica de Curtin, aunque deberán soportar el intenso calor del mediodía de esta ciudad de la costa oeste australiana.

Además, la estadística de los enfrentamientos de este año entre los dos equipos no favorece a las Leonas, ya que no las pudieron vencer en 2002. No sólo perdieron en esa final, sino que habían empatado en la primera rueda de aquel certamen. Y en una serie de tres amistosos realizada con anterioridad, acumularon sólo dos derrotas y una igualdad.

Sin embargo, en la Copa del Mundo, el recorrido de China no fue el ideal. En el debut, igualó sin goles con Corea y luego venció a Escocia (3-0). Y en el match de ayer, pasó varios sofocones antes de poder vencer a Rusia por 2 a 1.

El equipo asiático se puso en ventaja a través de Li Shuang; en el segundo tiempo igualó Rastorgoueva para las rusas. China mostraba un dominio claro, neto, en el control del juego, pero le resultaba muy complicado generar situaciones de gol.

Todo parecía indicar que el empate sería el resultado final. Pero China se encontró con un córner corto justo después de que sonó la chicharra -se puede jugar- y la capitana Zhaoxia Chen señaló el tanto de la victoria.

Este antecedente, empero, no será válido para este encuentro. Que no sólo puede servir de desquite para la Argentina, sino que también lo puede dejar casi en las puertas de avanzar a las semifinales. Si gana, al menos, habrá dado un gran paso en ese sentido. La confianza está en alza. Las Leonas deberán demostrarlo en la cancha.

Ucrania casi da la sorpresa

PERTH, Australia (De un enviado especial).- No valen las desconcentraciones. Tampoco menospreciar a los rivales. Esa es la lección que aprendió Corea y que dejó otra fecha de la Copa del Mundo. El equipo asiático, otro de los duros rivales que tendrá la Argentina en la Zona A, apenas pudo cosechar un empate frente al inexperto conjunto de Ucrania 2 a 2. Las europeas arrancaron con dos goles de ventaja y las coreanas sólo pudieron igualar cuando faltaban ocho minutos. La sorpresa ucrania estuvo cerca.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.