Colombia consiguió un poco de oxígeno