Punto de vista. Complicidad y bolsillos rotos