Un mundo de relinchos. Comprobaciones alentadoras