Polo / El partido de los 80 goles. Con promesa de un buen espectáculo