Con un Tevez estelar, Boca se aprovechó del gris Banfield

El Apache cerró la goleada xeneize (3-0) con un tanto de tiro libre, su primera conquista desde que regresó al club; apuntalado por la solidez de Cata Díaz, el equipo de Arruabarrena disfrutó en Formosa y pasó a los octavos de final
El Apache cerró la goleada xeneize (3-0) con un tanto de tiro libre, su primera conquista desde que regresó al club; apuntalado por la solidez de Cata Díaz, el equipo de Arruabarrena disfrutó en Formosa y pasó a los octavos de final
(0)
30 de julio de 2015  

FORMOSA.- En su camiseta, debajo del mítico número 10, se lee "Carlitos". Pero Carlos Tevez hace rato que dejó de jugar en diminutivo. Su estada en Europa -curtido en West Ham, Manchester United, Manchester City y Juventus- lo catapultó al nivel de estrella. Y antes que seguir ganando millones, optó por escuchar a su corazón, ese músculo que le habla de Boca. Que late por Boca.

Hacia aquí vino Carlitos. Y revolucionó el equipo. El partido en Formosa por la Copa Argentina fue la excusa perfecta para encontrarlo en toda su dimensión. La delegación xeneize se nutrió del cariño de su gente en un entrenamiento multitudinario el martes pasado. Tevez se cansó de firmar autógrafos y camisetas. El plantel de Boca llegó al partido con el ánimo inflado. El Apache siguió con su particular magnetismo: arengó a sus compañeros y los rezongó cada vez que cometieron un error. Es el rasgo distintivo de unos pocos elegidos: mejorar a los que tienen al lado.

"Pensá, usá la cabeza", pareció decirle a Pablo Pérez cuando apenas se habían jugado 11 minutos y el ex volante de Newell´s cometió una dura falta. Boca ya ganaba 1-0, porque a los cinco minutos el propio Pérez aprovechó un rebote que dio Bologna para convertir el primer gol. El remate que propició la conquista había sido, cuándo no, del estelar Tevez.

El ánimo de Boca se movió al compás de su estrella repatriada. El delantero, que también hizo de mediapunta y, a veces, bajó a cubrirle la espalda de Monzón, hizo un fuerte desgaste físico, como para demostrarle a algún detractor que regresó en su mejor forma. Vigente.

Claro que Tevez & compañía se aprovecharon de las ventajas que les dio Banfield. Partido en la mitad de la cancha y con una defensa que jamás supo entender a los delanteros rivales, el Taladro sólo fue rival para Boca en la primera parte. Amenazó en un par de contragolpes, gracias a la peligrosidad de Cuero y a la voluntad de Castillón. Pero chocó contra un sólido Daniel Díaz, que jugó por él y por Tobio, su compañero de zaga (reemplazó al lesionado Rolín).

El partido se desnaturalizó con el segundo gol de Boca, cuando la etapa inicial concluía. Monzón inventó un cambio de frente inverosímil y encontró a Pablo Pérez. El volante se desprendió rápido del balón y habilitó a Calleri, quien ingresaba por el medio del área, y resolvió con justeza, junto al palo de Bologna. Un golazo para certificar la clasificación a los octavos de final de la Copa Argentina, etapa en la que los xeneizes se cruzarán con Guaraní Antonio Franco, de Misiones.

Pero la gente de Boca tendría un bonus track. Bastó que Vittor cometiera una falta en la puerta del área para que Tevez tomara la pelota y se hiciera cargo de la jugada. Sus compañeros le hicieron el hueco en la barrera. El Apache apuntó al palo del arquero y hacia allí voló el balón. Después de 3876 días, Tevez festejó un gol con la camiseta de Boca: su última conquista había sido el 17 de diciembre de 2004, en la final de la Copa Sudamericana frente a Bolívar, de Bolivia. Esa vez, el Boca de Jorge Benítez se impuso por 2-0 en la Bombonera.

Hubo tiempo para que Tevez saliera (lo reemplazó Bentancur) y desde los cuatro puntos cardinales bajaran aplausos y ovaciones. El resultado estaba sellado. Boca se regodeó, hizo tres goles y disfrutó de un gran Tevez. Boca disfrutó en Formosa y Formosa disfrutó de Tevez.

1 homenaje

Brazaletes por Barisone

Los jugadores de Banfield lucieron un brazalete negro por la muerte de Diego Barisone, futbolista de Lanús fallecido en un accidente vial. Antes del partido, además, hubo un minuto de silencio.

2 de racha

Quinto éxito seguido

Boca sumó su quinta victoria consecutiva: Newell's, Sarmiento (Junín), Quilmes, Belgrano (Córdoba) y Banfield. Convirtió 11 goles y apenas recibió uno (Canelo, de Quilmes).

3 el regreso

En vuelo chárter

Apenas terminó el partido, la delegación de Boca emprendió el regreso a Buenos Aires en un vuelo chárter.

Carlitos: "No estoy arrepentido de volver a mi país y al club que amo"

Una vez más, todos los focos apuntaron a Carlos Tevez. "Es un jugador de mucha jerarquía, que suma tanto adentro como afuera de la cancha", lo elogió Pablo Pérez, otro de los puntos altos de Boca en la jornada formoseña. El Apache respondió a su manera: con un gol, el primero desde su regreso. "Sabía que en cualquier momento iba a convertir. Sé que estoy trabajando bien y eso me da confianza". Luego del triunfo, Tevez se refirió a la cercanía que experimentó el plantel con los hinchas en la provincia norteña. Primero, en el hotel; después, en el entrenamiento del martes. "Venir a las provincias es lindo. La Argentina necesita cariño. Necesita amor. Y nosotros hacemos un poco para que se sientan felices", destacó Tevez.El delantero, que regresó del fútbol italiano también se refirió a las razones que lo llevaron a dejar los millones de euros y volver a La Boca: "Ayer puse que cada vez me arrepiento menos", dijo. Y añadió: "No es por mí, sino por la gente que me pregunta: ?¿Para qué viniste?'. Pienso en eso. No estoy arrepentido de volver a mi país, primero y, después, al club que amo".El Apache se guardó una broma. Al ser consultado por la final de la Copa Libertadores que juega River, respondió: "No le deseo el mal a nadie. Pero yo ya la tengo [a la Libertadores]".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.