Con Zlatan goleador, PSG levantó otra copa