Copa América. Misión casi imposible: llegar al Morumbí

La desilusión de un joven torcedor en San Pablo, en la espera del debut de la selección local
La desilusión de un joven torcedor en San Pablo, en la espera del debut de la selección local Fuente: Reuters
Federico Cornali
(0)
14 de junio de 2019  • 18:12

SAN PABLO.- El tránsito en San Pablo suele ser caótico. Un viernes por la tarde, aún peor, ya que muchos abandonan la metrópolis para pasar el fin de semana en la playa o la montaña, encontrándose con aquellos que quieren volver a casa después de toda una semana de trabajo. Y un viernes por la tarde, con huelga general en medio de una apertura de Copa América , es todo lo anterior multiplicado en proporciones de pesadilla.

Quienes no tomaron los recaudos suficientes, o no tuvieron la posibilidad de dirigirse con cuatro o cinco horas de anticipación al estadio Morumbí, quedaron rehenes de una paralización nacional a la que adhirieron 45 millones de trabajadores de 300 ciudades de todo Brasil.

Un día de protestas en Brasil

01:30
Video

En San Pablo, particularmente, donde la selección de Tite recibe a Bolivia en el partido inaugural de la Copa América, sólo dos líneas de subterráneo funcionaban normalmente. Si bien los colectivos y trenes prometían circular con la frecuencia habitual, hubo varias aglomeraciones en las principales terminales y demoras en casi todos los servicios.

La situación provocó la llegada anticipada de muchos hinchas, locales y bolivianos, casi dos horas antes de la apertura de los portones, dispuesta para las 17.30. La cantidad de gente que esperaba para entrar desbordó los límites de la vereda, y muchos transitaban por la calle peligrosamente, aún con un tránsito fluido en la avenida Jules Rimet, donde se encuentran la mayoría de los ingresos. Con el paso de las horas, y el ingreso del público en el estadio, el problema pasó a las calles del barrio, que vieron paralizadas casi por completo su circulación.

Las protestas del día en San Pablo
Las protestas del día en San Pablo Fuente: Reuters

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.