Crece la expectativa por el superclásico

Quedaron ocho potrillos ratificados para el Gran Premio Nacional
(0)
31 de octubre de 2000  

En cinco días más, el turf, el país, el mundo mismo sabrá si surgió el vigesimotercer Triplecoronado del turf argentino. Ese que se sume a la lista que empezó con Pippermint, en 1902, y cerró refinado Tom, en 1996.

Mientras tanto, City West, de él se trata, por estas horas vive ajeno a la expectativa que gira en su entorno.

El campeón se dedica a hacer lo suyo, y lo suyo es concentrarse en la competencia del sábado próximo, donde siete potrillos de su misma edad tratarán de dejarlo afuera de la historia grande.

Se dijo que serán siete sus adversarios, pues el que hubiese sido el octavo -Indio Macho- decidió salirse del compromiso.

Se entiende. El caballo rosarino, perdedor aun, no está inscripto en la Carta Clásica y para correr sus dueños debían pagar una suerte de derecho de 10.000 pesos. Y éstos no son días de pagar tanto si las posibilidades de triunfo son nulas.

Ayer, en Palermo, se cumplió el último trámite previo al Nacional. Se asignaron las gateras y en ese reparto City West no salió del todo bien parado.

Roberto Pellegatta, su entrenador, ganó el último turno para elegir gatera, y debió conformarse con la que los otros descartaban.

El cuidador, fanático de los canarios roller y aficionado al golf, optó por el cajón numero 2 para City West.

El primero en acomodar a su representante en las gateras fue Eduardo Tadei, que reclamó la ubicación 8, la más extrema del partidor, lo que le asegurará no tener adversarios a la derecha.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.