Opinión. ¿Cuál será el punto que defina el futuro de Ischia?