Cuando el ganador de la Maratón pasó a los keniatas, los organizadores pensaron que era un intruso

El momento en el que Mastromarino supera al keniata
El momento en el que Mastromarino supera al keniata Crédito: Captura de TV
Fue en kilómetro 37, después de que el argentino Mastromarino alcance el primer lugar; desde el auto oficial le gritaron: "Salí de la carrera, correte"
(0)
12 de octubre de 2014  • 11:08

Fue apenas un instante. No se robó más de algunos segundos. Pero el ganador de la Maratón de Buenos Aires, el argentino Mariano Mastromarino, vivió un situación poco habitual en este tipo de competencias. Cuando superó a los keniatas, en el kilómetro 37 de la carrera, los oficiales de la carrera pensaron que se había colado y dijeron que salga de la carrera, lo que provocó el enojo del maratonista.

La imagen es clara. Mastromarino, que completó la maratón en dos horas, 15 minutos y 28 segundo, dialoga de mala manera con uno de los oficiales que viaja en el auto oficial de la organización, ese que lleva el reloj de referencia para los que compiten en los primeros puestos. "Cuando superé a los punteros, se me aceraron y uno me gritó: «Salí de la carrera, salí. No te metas que es una carrera». Claro, pensaron que me había confundido o que me había colado. Me confundieron con un intruso", contó luego, ya con una sonrisa triunfal y con la intención de desdramatizar la situación, el ganador.

En la carrera participaron más de 10 mil competidores, que vinieron de diferentes partes del mundo. Pero el ganador, aunque parezca extraño hasta para los organizadores, no fue un keniata, sino un argentino. ¡Grande, Mariano!

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.