Cuestión de amigos

(0)
24 de agosto de 2000  

La relación que se fue forjando entre San Lorenzo y Almagro nunca se formalizó como la de un club y su filial, pero hay varios elementos que hablan claramente de un vínculo estrecho. Cuando el ascenso de Almagro a primera quedó consumado surgió, rápidamente, una inquietud lógica: las suspicacias que pueden despertarse alrededor del choque entre ambos equipos, especialmente si en ese momento hay algo importante en juego para alguno de los dos. En el Apertura en curso, el partido se disputará en la quinta fecha.

"La única relación es entre (Fernando) Miele y yo, y no de Almagro con San Lorenzo", comienza aclarando Dardo De Marchi, vicepresidente primero de la entidad de José Ingenieros.

"Será lo mismo -continúa- que cuando jueguen Chacarita y Boca. Los grandes siempre les prestan jugadores a los chicos. Después de la quinta fecha me van a decir si siguen las sospechas. El equipo tiene que ganar por respeto a su gente".

Y aclara algo:"No hay nada firmado sobre una supuesta prioridad de San Lorenzo sobre los jugadores de Almagro. Pero sí es seguro que, a igualdad de condiciones, la tendrán, por todo lo que nos ayudaron en este tiempo".

Miele, por su parte, se limita a sostener idéntico argumento. "No es una filial, es sólo una relación amistosa", dice el titular del club de Boedo, que, como se sabe, se hizo cargo de parte de los premios de los jugadores de Almagro -pagó 300.000 pesos- cuando se produjo el ascenso.

De la tercera pata de la cuestión, la AFA, todavía no ha surgido una opinión sobre el tema.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.