Voleibol. Dará el golpe sólo si rinde en plenitud