Darío Cvitanich, un gol clave y una merecida ovación de los hinchas

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Gonzalo Capozzolo
(0)
3 de marzo de 2019  • 23:44

Fue un aplauso cerrado. Corrían 26 minutos del segundo tiempo y la gente reconoció su entrega. En un partido trabado, el público que asistió al Presidente Perón le entregó a Darío Cvitanich una merecida ovación. En juegos colectivos como el fútbol hay ocasiones en que las destrezas individuales pueden cambiar el desarrollo de un partido. Y más en un partido trabado. La picardía de Cvitanich alcanzó para que Racing pudiera sacar la ventaja en un desarrollo de espacios cerrados. En un movimiento, el ex Banfield bajó un centro lejano Nery Domínguez para desairar a los centrales de Estudiantes y definir cruzado al palo derecho de Mariano Andújar.

Iban 37 minutos del primer tiempo y, aunque el público todavía no se impacientaba, la defensa cerrada de un Estudiantes que se paraba con sus once jugadores entre la mitad de cancha y su área hacía presagiar una noche difícil y de sufrimiento como la del miércoles pasado con el Corinthians, en la que significó una noche de eliminación en Copa Sudamericana.

Mucho se destaca la continuidad de Lisandro López a los 36 años. Pero tiene un socio: a los 34, Cvitanich se asentó rápidamente en el equipo y hoy aparece como el mejor complemento del actual goleador de la Superliga.

A esta altura de su carrera, su llegada de Banfield por 18 meses parece prácticamente un regalo. Pero lo mejor estaba por venir: un gol en su debut contra Aldosivi, el penal que forzó contra Independiente en la fecha pasada y el gol de ayer contra Estudiantes ya lo pone entre los favoritos de un público que todavía no le dio su primer nombre coreado, pero que ya aplaude su habilidad y su entrega.

Tras la complicada salida del club de sus amores (Banfield), donde había llegado hace dos años y donde parecía que acabaría su carrera, su llegada a Racing aparece como el mejor final para un jugador hábil e inteligente que salió campeón en Holanda, México y en la Argentina (con Boca en el Apertura 2011) y que a los 34 años quiere seguir ganando.

Para entender el momento de Cvitanich habrá que detenerse en una entrevista que le dio a la nacion. "Se lo dije a unos amigos: hoy disfruto de ser jugador de fútbol. Llego, me entreno y tengo la exigencia del fin de semana. Y ya está. En Banfield me tomaba otras atribuciones que en un momento me empezaron a afectar."

Hoy ya no carga con demasiadas responsabilidades. Solo se dedica a jugar, a hacer goles y a disfrutar del liderazgo de Racing.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.