De diseños y dificultades

Roberto De Vicenzo
(0)
28 de agosto de 2001  

Don Roberto De Vicenzo es un invitado de honor en Quito; evaluará una nueva cancha de golf diseñada por el norteamericano Jack Nicklaus, para la mayoría el mejor jugador de todos los tiempos hasta la llegada de Tiger Woods. Antes de embarcarse para Ecuador, el Maestro nos contó: "Ya observé varias canchas de Nicklaus; no sé con qué perfil me encontraré en el campo de Quito, porque él diseña cada recorrido de acuerdo con las características del terreno. Sí me informaron que la cancha consta de nueve hoyos."

-¿Cuál es el criterio que utiliza Nicklaus para darle forma a un campo?

-Si el terreno es plano, buscará formar declives mediante un trabajo de movimientos de tierra; si se trata de una zona montañosa, intentará crear ondulaciones o lagunas artificiales para agregar dificultad. Y en muchos casos les dará prioridad a las zonas con arroyos para facilitar el desagüe en los desniveles. Antes, como primera medida, se plantaban árboles; ahora se apunta a la creación de desniveles para instalar nuevos desafíos.

-¿Cuándo se da cuenta de que hay fallas en una cancha?

-Hay algo que es primordial para determinar errores: si los desniveles son demasiado pronunciados entre el fairway y el green o en otros sectores, ese campo está mal hecho.

-¿Qué piensa de la actuación del Chino Fernández en Canadá, en donde finalizó en el cuarto lugar?

-Si bien no logró el primer puesto, concretó vueltas mucho más parejas que el resto, con un bajo promedio de golpes. Hace varias semanas que el Chino está actuando en el exterior y no regresa a la Argentina; esto le está jugando a favor porque así gana continuidad en la competencia. Y entre un torneo y otro, tiene tiempo para practicar y mejorar los distintos golpes.

-¿Cómo se mentaliza Fernández para seguir vigente?

-Es un jugador que está pensando todo el día en cómo jugará en la jornada. Es muy aplicado y lo hace a conciencia; en general practica con distintos palos y pelea por mantener los puestos de vanguardia. Además, tiene el handicap adicional que le otorga su excelente temperamento. Lleva cuatro temporadas jugadas en el Senior Tour y calculo que le quedan dos años más de buenos rendimientos en ese circuito. Después, la cuestión se complica porque empiezan a incorporarse los jugadores "jóvenes" de 50 años.

-¿Por qué el Chino tuvo tantos altibajos últimamente?

-Le faltó firmeza y siempre se complicó con una mala vuelta. Su desafío, luego de esta meritoria actuación en Canadá, es mantener la regularidad.

-Tiger Woods recuperó terreno al obtener el primer lugar en Akron, Ohio...

-Sí, ganó pese a que su compatriota norteamericano Jim Furyk le perdonó la vida en varias oportunidades durante el desempate. A Tiger se le exige todo; ya pudo verse la cantidad de gente que lo siguió en este último torneo, como si se tratara de un Grand Slam. Sin embargo, es un error pensar que él puede convertirse en el dominador absoluto del circuito, por más que sea el mejor en calidad. Siempre digo que nadie tiene el control de la pelota. El golf es muy impredecible como para anticipar victorias de Juan o de Pedro.

-Ahora que pasaron los cuatro Grand Slams, ¿a qué torneos deben apuntar las principales estrellas?

-A ninguno en especial y a todos. Lo más importante es que los jugadores se mantengan en competición y aguanten la presión.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.