De los seis argentinos, cuatro ya entran en acción