De manager a jugador

(0)
27 de octubre de 2000  

Sentado en el último asiento del avión que lo trasladó a Corrientes para asumir la dirección técnica de Mandiyú, en septiembre de 1994, Diego Maradona le dijo a La Nación : "No descarto la posibilidad de volver a jugar".

Tiempo después y tras su segunda aventura como entrenador, en aquella oportunidad al frente de Racing, Maradona volvió a calzarse los botines y jugó en Boca. Lo hizo hasta octubre de 1997 y de allí en más participó de algún que otro partido amistoso.

El lunes próximo, Maradona cumplirá 40 años y pese a que los años pasan aún mantiene vivo el sueño de compartir la intimidad del vestuario como futbolista y no como entrenador o mánager. Por lo pronto, jugará el mes próximo en los partidos-despedida de Ivo Basay, en Chile, y de José Daniel Valencia, en Córdoba.

Ahora, según comentó el presidente de Almagro, Enrique Bisio, la posibilidad de volver a jugar podría extenderse el año próximo: "Ojalá cumplamos el sueño de verlo jugar a Diego con nuestros colores. Esto aún no está confirmado, pero existe una pequeña posibilidad de que vuelva a jugar. Al menos eso fue lo que nos dijo a nosotros en Cuba".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.