La Copa Davis. De regreso a casa