El torneo Clausura. Denuncian una mano negra