Desafíos 2019. Cuál es la moderada meta de Argentina para no seguir cayendo en el medallero de los Panamericanos

Polideportivo del Callao
Polideportivo del Callao Crédito: Prensa Lima 2019
Gastón Saiz
(0)
1 de enero de 2019  • 23:59

A poco más de 200 días para el comienzo de los Juegos Panamericanos 2019, la cautela debería ser la postura más aconsejable si se habla de cosecha de medallas. La Argentina se orienta a Lima con un objetivo módico, casi de preservación: sostenerse en el 7º puesto del medallero. Del 26 de julio al 11 de agosto, la delegación tendrá una lucha áspera en esta competencia que incluirá 39 deportes, 62 disciplinas y donde participarán 6680 atletas de 41 países.

La cita anterior, Toronto 2015, había dejado el registro de 74 medallas en total para la Argentina, con 15 doradas, 29 de plata y 30 de bronce. El tablón final de preseas ubicó a nuestra representación muy lejos del sexto puesto, que ocupó México con 22 de oro y 95 medallas en total. Por entonces, en tierras canadienses la ilusión era totalizar 80 medallas e igualar la cantidad conseguida en los Panamericanos de México 1955, tiempos en los que el presidente Juan Domingo Perón le había dado un fuerte impulso al deporte como política de Estado.

Además, en Toronto se pensaba pelear mano a mano con Colombia, una puja que terminó convirtiéndose en una quimera porque los cafeteros dieron un salto de calidad y finalizaron quintos; incluso se mostraron mucho más aptos para rematar faenas y ser mejores en esa delgada línea que separa al oro de la plata en la definición de muchas competencias. De esta forma, las 74 medallas de Argentina significaron una menos que la cifra total lograda en Guadalajara 2011 y se estuvo a seis oros de los obtenidos en tierra azteca. Al contrario de las previsiones oficiales, faltó presencia dominante de la bandera celeste y blanca, más allá de varios datos positivos puntuales, como el oro en voleibol masculino y el beach voley femenino.

El panorama es bastante más sombrío ahora y excede la cuestión meramente deportiva. El ajuste económico que se vivió en el país en 2018 también tocó seriamente al deporte de alto rendimiento, que sufrirá tres ejercicios consecutivos con disminución de fondos. La Secretaría de Deportes dispondrá en 2019, según el Presupuesto realizado por el ministro de Economía Nicolás Dujovne, de 991.127.720 pesos: es decir, 105,6 millones de pesos menos que los 1.096.743.000 con los que contó la Secretaría en 2018 y casi 442 millones de pesos menos que en 2017. La medida implica el tercer año consecutivo de caída en moneda constante, con una pérdida acumulada en el trienio del 62 % en dólares. Con la inflación siempre como el gran fantasma, se hizo progresivo el deterioro en cuanto a la calidad de las becas -volvieron los retrasos- y se redujeron viajes de atletas individuales y delegaciones para fogueo internacional, un contexto que siempre, tarde o temprano, termina haciendo mella en la preparación y en las aspiraciones deportivas.

Trabajadores en la puesta a punto del polideportivo del Callao.
Trabajadores en la puesta a punto del polideportivo del Callao. Crédito: Prensa Lima 2019

En este escenario de recortes, la Argentina apela a su talento natural y a su habitual capacidad de subsistencia, pero otros países que antes figuraban en un segundo o un tercer plano siguen creciendo bajo una mayor previsibilidad presupuestaria a nivel país. Si se habla del fragor del juego en sí mismo, la buena noticia en Lima 2019 será el regreso de la pelota, disciplina que había sido quitada del programa en Toronto 2015. En Guadalajara 2011, la delegación nacional había atesorado un total de cuatro oros en las pruebas con trinquete y en frontón 30 metros, con lo que en Perú se puede recobrar esta supremacía detrás del blindex. En tanto, el remo había sido todo un suceso albiceleste en México (5 oros), pero cuatro años después, los botes canadienses impusieron su clase mundial como locales en el lago Henley y achicaron el saldo argentino, que solo incluyó una dorada, dos plateadas y cinco de bronce. Ahora, las esperanzas resurgen con el cuádruple, el cuatro sin timonel y también hay posibilidades de ganar el ocho con timonel.

El tenis fue una impensada usina dorada en Toronto 2015, con los triunfos de Facundo Bagnis en el single y de Guido Andreozzi y María Irigoyen en el dobles mixto, dentro de un torneo de escaso nivel. Franco Squillari, director de Desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis, menciona: "La idea es llevar lo mejor, tanto varones como mujeres. Hay cinco medallas en juego y la idea es poder sacar tres de cinco en juego. Tenemos objetivos altos para Lima".

Habrá 22 disciplinas que serán clasificatorias para Tokio 2020 y entre ellas aparece el hockey sobre césped, cuyas dos selecciones estarán a la caza del oro para asegurarse en Lima el pasaje olímpico. Pero mientras que las Leonas ya no son garantía de clasificación olímpica directa (perdieron las finales ante Estados Unidos en Guadalajara y Toronto), los Leones vienen cumpliendo puntualmente la misión desde hace dos Panamericanos, al derrotar a Canadá en ambas ocasiones. En tanto, la selección de voleibol, en su momento comandada por Julio Velasco, había consumado un broche de oro en los Panamericanos anteriores; ahora, tanto ellos como las Panteras inician nuevos ciclos bajo la conducción de Marcelo Méndez y Hernán Ferraro. La cita en Lima será prioridad en función de recibir futuros apoyos económicos. Por otro lado, el básquetbol de varones presentará un equipo competitivo y el fútbol masculino, como es frecuente, uno muy alternativo.

Se espera que el yachting entregue alegrías como indica la historia y el rugby 7 pueda, finalmente, hacerse fuerte en el cruce final y no tener que conformarse con la plata después de un último contraataque imprevisto. En líneas generales serán unos Panamericanos ásperos para la Argentina, luchados medalla a medalla, en pos de no seguir perdiendo relevancia en el concierto americano.

Números vitales

  • 17 días de competencias y ceremonias se desarrollarán en 14 distritos de Lima y Callao, en distintas sedes como La VIDENA (Villa Deportiva Nacional), Complejo Deportivo Villa María del Triunfo, Villa Deportiva Regional del Callao, Polideportivo de Villa El Salvador, Punta Rocas, entre otros. El Estadio Nacional del Perú será el principal recinto de Lima 2019, ya que recibirá las ceremonias de inauguración y clausura de los juegos, así como el encendido del pebetero panamericano.
  • 22 disciplinas serán clasificatorias para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: atletismo, bádminton, handball, equitación (3 especialidades), hockey sobre césped, karate (2 especialidades), nado sincronizado, natación, pentatlón, pesas, skateboarding, surf, tenis, tenis de mesa, tiro, tiro con arco, triatlón, yachting y waterpolo.
  • 19.895 votos son los que obtuvo "Milco" para convertirse en la mascota oficial de los Juegos Panamericanos. La figura está basada en un cuchimilco, una estatuilla perteneciente a la cultura Chancay, desarrollada en la costa central del Perú, que representa el histórico pasado que enorgullece a los limeños.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.